Mochila de un aventurero ¿Qué debería tener?

Entre tus propósitos de año se encuentra el de viajar y conocer nuevos lugares. Ya tienes los destinos seleccionados, te comienzas a preparar para recorrer el mundo y ¡Sorpresa! Surge un pequeño inconveniente: tu sentido para la aventura no se encuentra lo suficientemente desarrollado para discernir sobre lo indispensable a la hora de empacar.

No te preocupes, a todo el mundo le puede ocurrir, lo importante es que aprendas del error y te conviertas en un especialista del tema. Si todavía andas inexperto en la materia, este artículo es la solución a todos tus problemas.  ¡Busca tu maleta y desempólvala y ponte a  practicar!

1.     Lleva la ropa necesaria
Aunque quieras mostrar tu mejor vestimenta, no secundas en llevar más ropa de lo que necesitas. Buscar lo que necesariamente vas a utilizar es de gran ayuda a la hora de empacar. Aligerar peso te permite un mejor manejo de la mochila, lo cual es primordial a la hora de caminar.
Al momento de realizar la mochila, pregúntate que es lo necesario y cuantas veces puedes utilizar la misma prenda. El espacio es fundamental y debes estar consciente de esto.

2- Distribuir el peso
Una mala distribución puede conllevar a una mayor carga que puede volverse en un problema. Es necesario que todo se encuentre equilibrado dentro del bolso. Ubica las cosas de mayor peso al fondo de la mochila con la finalidad de crear balance. En la parte superior coloca artículos que consideres delicados cómo teléfonos o brújula.  

Al mismo tiempo, los artículos de primera necesidad como el cepillo de dientes, crema dental y protector solar ubícalos en algún bolsillo dentro de tu mochila. Tendrás fácil acceso y no ocuparán mucho espacio.

3-  Todo en una bolsa plástica
Artículos como bikinis, zapatos, collares y hasta los recuerdos para tus familiares puedes colocarlos dentro de una bolsa. La función de empaquetarlos es reducir el espacio dentro de la mochila y tener un fácil acceso. Además, utilizar esta técnica, te permite a que los productos se mantengan limpios y ordenados

Al mismo tiempo, es necesario que dentro de la mochila lleves bolsas plásticas que permitan guardar la ropa sucia y aquellos desechos de lo que ingeriste. 


Con estos simples pasos, la próxima vez que decidas viajar no tendrás inconvenientes a la hora de empacar. Recuerda que la práctica hace al maestro y solo viajando podrás poner en práctica estos trucos. ¡Comienza a viajar!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Reserva Nacional Malalcahuello-Nalcas

Països centreamericans

Cómo elegir las mejores calderas de calefacción de gas