JOSSELIN, UN POBLADO DE CUENTO DE HADAS

Situado en el corazón de la Bretaña francesa se encuentra Josselin, uno de esos pueblos soñados visitar para adentrarse por sus pequeñas calles, castillo, puentes y casas con ventanas floridas.

El principal atractivo de Josselin es su castillo, del que pareciera se inspiraron los cuentos de hadas. Justo detrás del Puente de Sainte Croix se levanta majestuoso el Castillo de Josselin o de Rohan, construido en el siglo XV y que impresiona por sus tres torres sobre el río. Se puede visitar de forma independiente o con un guía, y se dice que es más llamativa la parte externa que la interna. El castillo alberga en su interior un Museo de Muñecas que igualmente puede ser visitado.

·      Casi oculto en el corazón de la Bretaña Francesa, es perfecto para unos días de relajación y paz

jarra
Las imponentes torres del castillo se reflejan en las aguas del río Oust, que hacer parecer  aún más que se está en un cuento y brinda al visitante un paisaje inigualable. Son muchos los canales navegables del interior de la Bretaña francesa, y estos permiten acercarse a Josselin desde el río en algunas de las barcas que ofrecen el servicio de recorridos  por la zona. El canal de Nantes a Brest pasa a los pies del castillo. Todo el paseo es de singular belleza, resaltada por las pequeñas casas con jardines llenos de flores y pequeñas terrazas, en las que podrás disfrutar de un tradicional café acompañado de una crêpe.

Siguiendo el río Oust se puede realizar el circuito del valle del Oust, ya sea en bicicleta o a pie, éste último con una duración de tres horas. El circuito empieza en la casa del esclusero y se extiende a lo largo de unos doce kilómetros llenos de vegetación, iglesias góticas y casas.

·      Un pueblo medieval que te hace viajar en el tiempo

La Plaza de Notre-Dame es el lugar de encuentro de preferencia en el pueblo. Allí se concentran la mayoría de los bares, restaurantes y tiendas para adquirir recuerdos del viaje. En esta plaza también es de carácter obligatorio visitar la Basílica de Notre Dame du Roncier o Nuestra Señora del Zarzal desde cuyo campanario  se obtienes vistas fabulosas del pueblo, el río, el castillo y alrededores. La parte externa de la Basílica impresiona bastante por sus numerosas gárgolas, algunas de las cuales son incluso más realistas de lo acostumbrado.

Hay una leyenda que cuenta el descubrimiento de la estatua de la Virgen realizado por un campesino del siglo IX en un bosque, la cual devolvió la vista a su hija ciega. La basílica de Notre-Dame-du-Roncier conmemora este milagro, que rápidamente la convirtió en lugar de peregrinación de enfermos en busca de curación. La estatua de la Virgen fue destruida hace mucho tiempo, siendo sustituida por la estatua que puede ser apreciada en la actualidad. En la parte posterior de  la Basílica se encuentra otra plaza un poco más actual, donde se asientan los bancos, el servicio de parking y el edificio del Ayuntamiento.

Alrededor de la capilla Sainte-Croix se encuentra el barrio que lleva el mismo nombre, tan antiguo como el castillo, y donde puedes apreciar las casas medievales de entramado de madera. Este barrio pasó por un proceso de restauración en el año 2006.


Disfrutar de unos días en Josselin es entregarse a la fascinación de encontrarse en otra época. Los poco más de dos mil habitantes encargados de mantener el dulce ritmo de la vida en el pueblo, también se han dedicado a ofrecer muchas actividades para satisfacción de los turistas, entre ellas una interesante propuesta cultural con festivales de calle, exposiciones, conciertos y muestras teatrales. Pero además Josselin te ofrece espaciosos  y tranquilos parques, rutas de senderismo y un circuito de descubrimiento del patrimonio que no te debes perder.  Este pequeño pueblo sin dudas es el indicado para alejarse de todo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Reserva Nacional Malalcahuello-Nalcas

Països centreamericans

¿Pensando en conocer Hawái? Aquí te dejamos 6 maravillosas actividades que puedes hacer en el estado del “aloha”